Imagen de perfil

La Pistola Ofensiva – Segunda Parte

por Pedro Pablo Domínguez Prieto



Contribución en AulaPolicial de Pedro Pablo Domínguez Prieto. Todos los derechos reservados.

La Pistola Ofensiva – Segunda Parte

Tras el final del conflicto vietnamita, el principal programa lanzado por el ejército norteamericano en materia de armas cortas consistió en la sustitución de la veterana Colt 1911 A1 por la Beretta M9 ( 92F) en 1985.

No obstante, la M9 parecía no adaptarse especialmente a las necesidades de las unidades especiales. De hecho, ocurrieron varios accidentes al combinar municiones cargadas a presiones más altas de lo tolerable por el arma, y silenciadores que desequilibraban la pistola rompiendo el bloque de cierre tipo Walther.  Por tanto, a finales de los años 80 se lanza el programa Offensive Handgun Weapon System ( sistema de arma corta ofensiva), un verdadero hito en lo que al concepto de pistola ofensiva se refiere. Y es que el ejército norteamericano solicitaba algo que parecía impensable ( y que muchos siguen sin aceptar hoy en día), que un arma corta replicase el comportamiento de un arma larga hasta cierta distancia.

ofensiva2-1

Concretamente, el Mando de Operaciones Especiales norteamericano quería lo siguiente:

  • Calibre .45 A.C.P. ( con cargas +P, uno de los más potentes disponibles en semiautomática, y con precisión suficiente para alcanzar un blanco de tamaño humano hasta unos 100 metros).
  • Carril de accesorios M1913 picatinny ( para aceptar el módulo de laser / linterna). Hoy en día es rara el arma policial que no dispone de él, pero este programa fue el pionero en su introducción.
  • Miras nocturnas ( se entiende que de tritio).
  • Posibilidad de instalar un supresor. Uno de los usos principales de la pistola ganadora sería la eliminación de centinelas, por lo que no resulta extraño que se pidiera este accesorio.
  • Capacidad mínima de 8 disparos ( deseables 10), al menos la capacidad de la Colt 1911 en servicio.
  • Acabado exterior resistente y anti-reflectante ( de hecho, la Mark23 es una de las armas más resistentes a la corrosión que existen).
  • Palancas y aletas de gran tamaño para poder utilizarse con guantes ( incluidos sobreguantes de los equipos N.B.Q.).
  • Diseño sin bordes afilados que dificultaran la extracción de la funda.
  • Posibilidad de hacer pequeñas reparaciones sin herramientas.
  • Longitud no mayor de 24,51 centímetros.

ofensiva2-2

  • Despiece sin elementos que quedasen sueltos ( ya sabemos que en la 1911, la pieza de retenida de la corredera se separa totalmente del arma). Hoy en día armas como Glock, Beretta, Walther o SIG incluyen pestillos de desarme cautivos en el armazón.
  • Mecanismo de disparo DA/SA o DAO.
  • Cargador que cayera fuera de la pistola sin necesidad de tirar de él con la mano de apoyo ( lo que ocurre con algunas 1911).
  • No poseer seguro de cargador ( es decir, poder disparar el cartucho de la recámara sin el cargador puesto).
  • Retenida del cargador accionable sin romper el empuñamiento.
  • Algún método para adaptar el tamaño de la empuñadura y que pudiese ser utilizada por soldados de diferentes tallas.
  • Mandos ambidextros.

A lo anterior había que sumar la capacidad de obtener agrupaciones “de concurso” ( claro está, no vamos a fallar cuando se trata de eliminar a un centinela). Ciertamente, las 2 contendientes por el premio, la Colt OHWS y la H&K Mark 23, eran armas excepcionales ( y no solo en tamaño). Por ejemplo, la H&K era capaz de obtener agrupaciones de 3.55 m/m a 25 metros. Esto de media, ya que en las 450 series de 5 disparos realizados, 65 entraron en menos de 2,54 m/m, y 4 en 1,25 m/m ( 1 de ellas en la cual los 5 disparos pasaron por el mismo agujero…).

ofensiva2-3

3 de los prototipos se “torturaron” con 30.000 disparos ( la vida útil del arma antes de inspección), y tras ellos se puso a prueba su precisión: todavía estaba dentro de los requerimientos.

Otras prerrogativas incluyeron:

  • Vida útil de al menos 30.000 cartuchos con carga +P, más otros 30.000 tras inspección.
  • 000 disparos entre cada interrupción ( en realidad la media fue de 6.000).
  • Tests de tortura a +60 y -31º , sumersión de 2 horas en agua salada, arena, polvo, barro, hielo, etc. Estas armas fueron las primeras sometidas a este tipo de tests, que hoy en día son bastante comunes.

La entrada en servicio de la Mark 23 fue controvertida, ya que muchos usuarios ( sobre todo los SEALs), prefirieron seguir utilizando las SIG P-226 y Colt 1911 estandars. Actualmente, es extraño ver a un operador con este tipo de pistolas, aunque ello no les resta el mérito de haber cumplido los requerimientos “leoninos” del programa.

El concepto parece resucitado en la llamada “Joint Combat Pistol”, lanzada en 2005 y cancelada oficialmente poco después, aunque actualmente sigue en fase de estudio limitado. Los requerimientos son similares a la OHWS pero menos ambiciosos, manteniendo el calibre .45 A.C.P. , la posibilidad de silenciador, pero en un arma más “mundana”. Las candidatas presentadas son armas de tamaño estándar, no “pistolones” como la Mark 23:

http://www.youtube.com/watch?v=fhOteudWnNM

http://www.youtube.com/watch?v=t-XLNwTCS8c

La F.N.P. 45 Tactical es, en mi opinión, una de las mejores pistolas de combate del momento:

http://www.youtube.com/watch?v=obrztZX2O2Q

ofensiva2-4

Operaciones clandestinas

Un aspecto controvertido (a la par que apasionante) del tema que nos ocupa es el de las armas “clandestinas”, usadas bien por grupos de resistencia/ guerrilla o en operaciones encubiertas ( servicios secretos).

Este tipo de pistolas muy específicas, y en algunos casos extremadamente exóticas en diseño, pueden fabricarse bien artesanalmente (lo que las englobaría en las armas “improvisadas”) o industrialmente bajo un diseño determinado ( armas de insurgencia).

Las primeras, típicas de países del 3º mundo y oriente medio ( sobre todo Afganistán y Chechenia), son fabricadas por alguien no profesional, o por talleres clandestinos artesanales, a partir de tubos de acero provenientes de tuberías o de piezas de otras armas, sobre todo los cañones. Son muy comunes en zonas en las que el control sobre la tenencia de armas es muy estricto, o estas son muy difíciles de obtener.

 ofensiva2-5

Suelen ser de calibres pequeños ( .22lr) ya que el arma no soportaría la presión de calibres mayores. Este calibre también es muy fácil de obtener a bajo precio, y prácticamente cualquier armería o club de tiro tiene cientos de cartuchos, por lo que el “operativo” puede viajar sin la munición hasta el país donde operará, y una vez allí, adquirirla a bajo precio. En el Nueva York de los años 50 se fabricaban con tuberías de cafeteras o antenas de automóvil. Otras se han fabricado a partir de pistolas “de petardos” ( cap guns), a las que se taladran recámaras y cañón para disparar municiones de escasa potencia ( .22 corto, .22 lr). Para mejorar el funcionamiento de los mecanismos, se añaden gomillas al mecanismo de percusión, que de otro modo puede ser demasiado débil. A modo de curiosidad, Correos no admite el envío de armas de juguete ( ni siquiera miniaturas como las fabricadas en España en los años 70 y 80), ya que al pasar por el escáner sus mecanismos son muy parecidos a las reales y producirían confusiones comprometidas.

También es posible convertir armas de aire comprimido ( sobre todo las del calibre 5,5/ .22, en las que se instala una aguja percutora en el pistón para disparar un cartucho del calibre .22 corto o long rifle), de sistema BACS o detonadoras con este propósito. De hecho algunas marcas de pistolas detonadoras están prohibidas en España por su facilidad para ser modificadas. Concretamente, las copias de Beretta de fabricación turca son fácilmente convertibles en armas de avancarga del calibre .22. Existen videos en youtube sobre cómo realizar esta conversión, aunque me abstendré de facilitar enlaces por motivos obvios. El funcionamiento es muy sencillo, los gases de la pólvora negra que contiene el cartucho de fogueo salen por un pequeño agujero situado entre la recámara y el cañón, impulsando el proyectil que hemos introducido previamente. Se trataría de un arma de 1 solo tiro, pero suficiente para asesinar a traición a un adversario.

Lógicamente, este tipo de armas están destinadas al asesinato, no serían en ningún caso adecuadas para mantener un tiroteo contra adversarios armados con pistolas “reales”, ya que su fiabilidad y potencia son muy deficientes ( además, la mayoría son monotiro). De hecho algunos diseños pueden ser más peligrosos para el tirador que para el “blanco”.




En el ámbito de la guerra de guerrillas, estos artilugios se utilizan como medio para obtener otras: el usuario embosca a un agente de la Ley o a un militar, le dispara a corta distancia o incluso por la espalda con el arma improvisada, y le arrebata la suya. Una vez hecho esto, la pistola improvisada pasa a otro guerrillero que repite la operación. Esto es muy común en Sudamérica. De hecho, en el libro “Guerra de guerrillas” de Ernesto “Ché” Guevara, se habla de su uso.

Un ejemplo extremo de este tipo de arma es la pistola disimulada bajo otra apariencia: bolígrafos, linternas, encendedores, o teléfonos móviles. El calibre normalmente vuelve a ser el .22lr., aunque se han incautado linternas-pistola del calibre .410 de escopeta, e incluso del calibre 12.

El objetivo es poder acercarnos lo más posible al blanco sin que sospeche, y dispararle a muy corta distancia a puntos vitales ( el más típico sería la cabeza).

En aquellos lugares donde incluso las municiones más comunes son inaccesibles, se han fabricado escopetas de avancarga usando pólvora negra. En algunas zonas de Sudáfrica, la India y el sudeste asiático, florecen verdaderas industrias dedicadas a la fabricación de estas “armas”.

Dentro de las armas de insurgencia, sin duda la más famosa es la FP-45 Liberator/ M1942. Sus características son un tanto peculiares: arma de 1 solo tiro, del calibre .45 A.C.P. y con una velocidad de salida poco mayor que una escopeta de aire comprimido ( 330 metros por segundo), su alcance efectivo “oficial” era de tan solo 8 metros.

Esta es el paradigma de este tipo de pistolas, su propio nombre significa “Flare Pistol” ( proyector o pistola de señales), para ocultar el uso real del artefacto. General Motors fabricó más de 1 millón de ellas, de una simplicidad brutal: el cañón ni siquiera estaba rayado, haciéndola inútil más allá de una docena de metros ( aunque era capaz de “agrupar” en un blanco de tamaño humano hasta unos 20 metros). La presentación no era menos espartana: una caja de cartón con la “pistola”, 10 cartuchos del calibre .45 A.C.P., una varilla/ baqueta de madera para extraer la vaina ( el arma no poseía mecanismo ex profeso), y una guía de instrucciones en formato cómic. La cantidad de munición que se suministraba con el arma no era fruto del capricho: realmente los materiales no soportaban más de 10 disparos, produciéndose accidentes con las armas que se utilizaban en más ocasiones.

 ofensiva2-6

El objetivo de este diseño era poder producir el arma en masa a muy bajo coste (2,10 $ la unidad), lanzarla tras las líneas enemigas, y que un número lo mayor posible de ciudadanos de las zonas ocupadas pudieran poseer una.

Tras la Segunda Guerra Mundial, las armas fueron desechadas ( muchas de ellas “fondeadas” en el Océano Atlántico), hasta tal punto que un lote vendido como chatarra fue reconvertido y comercializado como armas de juguete con el cañón obstruido.

La FP-45 no llegó a utilizarse en Europa, aunque si se lanzaron en la zona del sudeste asiático ( Filipinas), donde como curiosidad, fueron armas de dotación policial hasta la llegada de otras más modernas. La leyenda también dice que cierto número de ellas se almacenaron en la extinta R.F.A. hasta finales de los 70 para ser repartidas entre la población civil en caso de una invasión soviética.

Hoy en día es casi imposible encontrar una FP-45 original, aunque si podemos adquirir una “réplica”:

http://vintageordnance.homestead.com/

La verdad es que, por 600 dólares es un capricho bastante caro…

En el siguiente video se ve la FP-45 en acción:

http://www.youtube.com/watch?v=ic5oOKfzCsc

El concepto de la FP-45 fue resucitado en los años 60, cuando la C.I.A. decidió adaptar la idea al conflicto vietnamita. Al igual que su predecesora, la “Deer Gun” era un especie de derringer de 1 solo tiro, con un diseño muy simple y de manejo sencillo.

En este caso, se trataba de un arma de 9mm Luger. Para dispararla, el tirador debía desenroscar el cañón, introducir el cartucho en él, y tras montar el mecanismo ( de simple acción), volver a enroscar el cañón al armazón.

El procedimiento operativo era exactamente igual que con la FP, emboscar a un militar o policía “enemigo” y dispararle en zonas vitales para arrebatarle el arma. Esta pistola poseía un mecanismo similar al de la FP para almacenar la munición: los 3 cartuchos de 9mm se alojaban en la empuñadura hueca.

ofensiva2-7
Tampoco en este caso se realizó una entrega masiva de las deer gun a sus “usuarios” ( guerrilleros sudvietnamitas anti-comunistas), y en todo caso, solo se fabricaron 1000 unidades. Un detalle llamativo es que la deer gun se entregaba ( al contrario que la FP que venía en una caja de cartón), en un maletín estanco de plástico, que incluso flotaba si caía al agua. Sin duda algo imprescindible en el medio ambiente del sudeste asiático.

Es destacable el que el arma no poseía marcajes de ningún tipo que delataran su origen, lo que se denomina “esterilizar”, y que es muy común en operaciones clandestinas ( por ejemplo, quitando etiquetas de los uniformes).

Hoy en día se conocen unas 25 deer gun en todo el mundo.

http://firegeezer.com/2009/03/15/the-gun-that-never-was-but-is/

Las verdaderas armas de “James Bond”

Las armas de insurgencia o improvisadas, aunque pudieran fabricarse de modo más o menos “industrial”, no dejan de ser instrumentos de escasa utilidad, podríamos decir “de un solo uso”. Los colectivos que normalmente las utilizan son personas sin entrenamiento, a los que se dota de un “arma” buscando en muchos casos el efecto de aumentar el número de efectivos en el contexto de una lucha armada ( resistencia, guerra de guerrillas), más que la efectividad de esas armas en combate.

Sin embargo, si avanzamos en la idea de la insurgencia, llegamos a un punto en que si contamos con operativos entrenados, que pueden cumplir misiones similares a las del insurgente ( asesinar a elementos enemigos), pero que precisan de equipos más sofisticados y adaptados a circunstancias especiales. Es lo que se denominan operaciones “clandestinas”, y también aquí encontramos pistolas y revólveres ofensivos.

Los 2 que considero más importantes, nacen al estallar la Segunda Guerra Mundial: la “pistola de asesino” Welrod y la High Standard HDM.

Desarrollada por BSA, la Welrod es una de las armas más especiales y especificas jamás construidas. Su modelo Mark II fue ampliamente usado por la resistencia Danesa y Sueca durante el conflicto europeo, y el modelo Mark I perduró en servicio con las fuerzas armadas británicas al menos hasta la primera Guerra del Golfo.

 ofensiva2-8

Su promotor, el S.O.E. ( Special Operations Executive), se fundó el 19 de Julio de 1940, con la misión principal de organizar grupos de agentes encubiertos y de resistencia por toda Europa, además de proveerles de diverso material y equipo para sus misiones. El S.O.E. contaba con una red de “laboratorios” y talleres por toda Inglaterra, siendo el dedicado al desarrollo de armamento el denominado “Estación IX”. A su frente se encontraba el Coronel J.R.V. Dolphin, y en ella se gestó la pistola Welrod. Este extraño nombre es la combinación de las 3 primeras letras del pueblo de Welwyn ( cerca del cual se encontraba la Estación IX), y la palabra “rod” ( varilla en inglés).

La primera pistola silenciada, la modelo 1, poseía un cerrojo similar al de un fusil Mauser, y se disparaba accionando hacia adelante una aleta situada en la parte izquierda de la empuñadura, haciéndola incómoda de operar. La pistola se cargaba por la parte superior de la ventana de expulsión, al estilo de las Mauser, con 5 cartuchos del calibre .32 A.C.P.. Esta munición presentaba la ventaja de ser subsónica de serie, de modo que la hacía ideal para un arma silenciada, y era mucho más efectiva que las del calibre .22lr usadas por los norteamericanos.

A partir de este “arma”, en la que en realidad la pieza clave era el silenciador, se desarrollaron los modelos definitivos de la Welrod: la Mark II ( esta precedió a la Mark I, quizás para crear aún más confusión entre los espías enemigos) en calibre .32, y la más desarrollada Mark I en 9m/m Luger.

En las fotos que acompañan al artículo se aprecia un curioso detalle de estas pistolas: el extremo del silenciador ( la “boca de fuego”), era cóncavo, de manera que si se presionaba éste contra el cuerpo del blanco, contribuía a ocultar aún más el ruido del disparo.

El silenciador integral era uno de los más efectivos nunca construidos, pero su mantenimiento era complicado: si tras desmontarlo, los discos eran introducidos en el orden incorrecto, el arma ( y el tirador) corrían serio peligro, por ejemplo de que el arma reventara o que el proyectil saliera por un lateral del silenciador. Por ello, en la Mark I la parte anterior del silenciador se podía desenroscar de la acción y reemplazarla por otra totalmente nueva. La pistola sin silenciador se podía usar igualmente, pero su utilidad era muy limitada ( último recurso), ya que un arma de repetición manual por cerrojo daría muy escasas opciones . Normalmente, el operario debía portar un arma “clásica” para defenderse si se veía en un tiroteo tradicional.




En el siguiente video se explica el funcionamiento de esta pistola:

http://www.youtube.com/watch?v=KH2UKz_-wBA

El modelo Mark I fue ampliamente distribuido en la Europa ocupada, sobre todo en Dinamarca, donde fue utilizada con gran éxito:

De la magnífica página www.timelapse.dk ( temporalmente inactiva), he extraído información sobre el uso “práctico” de las Welrod:

“A finales de 1943, los agentes Ole Geisler ( nombre en clave Aksel), y Jens Lillelund ( conocido como Finn), planificaron el asesinato del Comisario del Reich Josef Terboven, aprovechando una visita de este alto mando alemán a Dinamarca. Terboven era un histórico del partido nazi, que ejerció un gobierno de inusitada violencia en Suecia, y que finalmente se suicidaría el 8 de Mayo de 1945 utilizando una carga de dinamita. El plan era infiltrarse en el Hotel Palace de Copenhague ( donde se alojaría Terboven), disfrazados de camareros, y una vez en su habitación, dispararle con las Welrod. Finalmente, el asesinato no tuvo lugar por miedo a represalias en la población, pero la pistola fue conservada y donada al Museo de la Resistencia Danesa en 1966.

El 14 de Diciembre de 1943, los agentes Finn y Bent Faurrschou-Hviid ( conocido como Torch), volvieron a fallar en el asesinato de un elemento clave del colaboracionismo Danés: Hedvig Delbo. Delbo era una mujer con problemas psiquiátricos que, probablemente por venganza contra un novio que la abandonó, se pasó al lado de los nazis. Ese día, hasta 14 agentes de la resistencia se desplazaron a su casa. Tanto personal llamó la atención, y un vecino llamó a la policía creyendo que se trataba de ladrones. Tras desmontar el operativo, Finn regreso y, directamente, llamó a la puerta del apartamento de Delbo, quién al verle gritó y trato de huir. El agente levantó la Welrod y le disparó, alcanzándola en el hombro. La colaboracionista cayó al suelo y los guerrilleros huyeron, sin comprobar si estaba realmente muerta. Lo cierto es que el proyectil del calibre .32 tan solo le causó rasguños en el hombro ( lo que le valió una severa reprimenda a Finn).

Es destacable que el poder de parada de la munición calibre .32 fue muy criticado, si no se alcanzaban partes vitales, el enemigo solía sobrevivir, como veremos a continuación.

El 11 de Octubre de 1944, el agente Henning Roge ( alias Max), trató de matar al informador Henry Meister, disparándole en el estómago. El impacto no fue mortal, y el objetivo desenfundó su propia pistola matando a Roge.

El 17 de Noviembre de 1944, la colaboradora Frederikke Rungager es “eliminada” en el hospital de Aarhus por un miembro del Grupo Staal, usando una Welrod.

A principios de Diciembre de 1944, el agente Svend Otto Nielsen ( alias John), realizó una incursión en el aeropuerto de Kastrup con el objetivo de robar documentación de un avión alemán. Durante la operación, fue descubierto y hubo de huir, eliminando con su Welrod a un centinela alemán que le obstaculizaba la salida.

Las Welrod también fueron utilizadas por el ejército alemán, ya que era inevitable que algunas armas destinadas a la resistencia cayeran en zonas controladas por este, al ser lanzadas en paracaídas. También en los casos en que los miembros de la resistencia eran capturados o muertos y sus armas requisadas.

Varias Welrod obtenidas de este modo fueron entregadas al Sonderkommando Denmark, una unidad especial dedicada a asesinar a personajes claves de la sociedad danesa con el objetivo de causar terror entre la población.

Una operación de gran importancia que no llegó a ejecutarse, fue la llamada “Mes de ejecuciones”, en la que se trataría de asesinar al máximo número de oficiales de la Gestapo y las SS en el periodo mencionado. Para ello, se solicitó un pedido extraordinario de 500 Welrods, que finalmente fueron entregadas para operaciones “convencionales”.

Un tipo especial de Welrod era la “Sleeve Gun” ( pistola de manga), que consistía en una Mark II sin la empuñadura ( ni cargador, claro está). Era un arma de 1 solo tiro, destinada a asesinatos “discretos”. El operario la ocultaría en la manga del abrigo, se aproximaría lo máximo posible al blanco, y le dispararía a distancia casi de contacto, ocultando a continuación el arma de nuevo en la manga.

La sleeve gun no tenía repuesto para el silenciador, tras usarla una docena de veces, simplemente se desechaba. Este tipo nunca llegó a usarse operativamente.

http://www.bbc.co.uk/history/worldwars/wwtwo/soe_gallery_10.shtml

La High Standard HDM

La otra gran pistola “silenciosa” (a la par que “ofensiva”) de la Segunda Guerra Mundial fue la High Standard HDM, una modificación del modelo HD de esta firma norteamericana. Se desarrolló a partir de 1942, y sería utilizada en misiones encubiertas por el OSS ( de hecho, se conoce a este arma como “pistola OSS”), y por unidades especiales y de la CIA tras el fin de la guerra, por ejemplo en Korea y Vietnam.

ofensiva2-9

La HDM poseía un supresor integral de gran tamaño (197 m/m), lo que sumado al pequeño calibre producía un sonido muy reducido. Por otra parte, era una pistola mucho más convencional que la Welrod. Esta pieza no era desmontable como el de su
contrapartida británica, tras unos 200 disparos se desechaba y se instalaba uno nuevo en el arma. Para no malgastar silenciadores, el entrenamiento se hacía con HDs normales, que tenían prácticamente las mismas características de manejo.

Un detalle curioso es que se desarrollaron municiones blindadas del .22 lr ( ya sabemos que las normales son del plomo), para no contravenir las leyes del combate ( M-24).

ofensiva2-10

Otro es que las pistolas estaban marcadas “ propiedad de los Estados Unidos” en el armazón, cosa extraña en un arma para operaciones encubiertas ( la Welrod estaba “desinfectada”).

La HDM se hizo famosa el 1 de Mayo de 1960, cuando el piloto norteamericano Gary Powers fue derribado sobre la U.R.S.S.. Su arma de dotación era una High Standard.

ofensiva2-11

Este arma tenía sus pros y sus contras: por una parte era muy fiable y extremadamente precisa. Por otra, el .22lr. no era el calibre más adecuado para uso en combate, a no ser que pudieses disparar desde muy cerca y en zonas vitales ( si ya “fallaba” el .32 A.C.P. de las Welrod, más aún este). Si que era una munición muy barata, que se podía conseguir prácticamente en cualquier país del mundo, y cuyo disparo es discreto aún sin silenciador. En esos casos, simplemente apretando el cañón contra el cuerpo del enemigo, o envolviendo la pistola en un trapo, el ruido no sería reconocido como un arma de fuego. De hecho, se comenta que muere más gente a causa de disparos de calibre .22lr que de cualquier otro, y famosos atentados (Robert Kennedy, Ronald Reagan) se cometieron con armas que lo disparaban.

Los israelitas tomaron nota de estas ventajas, ya que de hecho utilizaron armas del calibre .22lr. en sus operaciones “encubiertas”:

Las .22 hebreas

Es bien conocida la leyenda de que el MOSSAD israelí utiliza pistolas del calibre .22 para operaciones de “eliminación”, concretamente del modelo Beretta 70/71 Jaguar. Aunque es cierto que estas armas se han utilizado en el estado judío, su historia es algo rocambolesca, y no está directamente ligada a los servicios secretos.

A mediados de los años 60, la amenaza terrorista sobre el estado de Israel crecía a pasos agigantados, sobre todo centrada en el secuestro de aviones. Esta era una acción relativamente sencilla de realizar y con gran impacto propagandístico. Por tanto, se decidió ( en principio en secreto), crear un grupo de “sky marshals” que viajasen armados en los aviones para actuar en caso de secuestro. En aquella época, se tenía gran temor a la posible descompresión del avión en caso de tiroteo dentro del mismo, por lo que en principio, solo se autorizaron sprays de defensa como armamento reglamentario. Esto era claramente insuficiente, por lo que al poco tiempo se permitió el uso de pistolas del calibre .22lr ( pensaban que al menos, ese calibre causaría el mínimo daño al avión). También pensaron que el calibre .22lr era muy popular, y que el policía podría conseguir munición en cualquier país al que viajara en caso de necesidad. El modelo de pistola ( Beretta Jaguar), estaba también muy extendido en Israel en aquella época y era famoso por su buena fiabilidad.

Estas pistolas, en principio, se usaban sin silenciador, y se transportaban con la recámara vacía y el martillo montado, lo que hacía más fácil la acción de tirar de la corredera. El más famoso sky marshal de Israel, Mordechai Rachamim, tuvo la oportunidad de “estrenarlas” el 18 de Febrero de 1969.

Rachamim era un joven graduado de las IDF, en las que había prestado el servicio militar en unidades paracaidistas y especiales durante 3 años. Tras ser captado para el programa de sky marshals, recibió entrenamiento de la mano de Dave Beckerman, un instructor que había servido en unidades encubiertas durante la segunda guerra mundial, aprendiendo de Fairbairn y Sykes, y que tras regresar a Israel en 1948 se convirtió en el “padre” del método israelí de tiro instintivo. El entrenamiento en sí se centraba en el “point shooting” con una mano.

 ofensiva2-12

Las armas de los sky marshals nunca salían de la aeronave, los agentes debían recogerlas de la cabina antes de iniciarse el vuelo, y depositarlas allí antes de abandonar el aparato. Por ello, cuando Rachamim subió a bordo el 18 de Febrero de 1969, en principio se encontraba totalmente desarmado. Nada más sentarse, escuchó varias detonaciones, que en principio atribuyó a fallos del motor: nada más lejos de la realidad. 4 terroristas estaban disparando con fusiles de asalto y granadas desde una barricada en la pista de aterrizaje. El propio piloto fue quien lo confirmó gritando por el interfono “nos disparan, todo el mundo al suelo”.

Mordechai corrió a la cabina para recoger su pistola, encontrando al piloto con “las tripas fuera”, y observando a los terroristas a unos 50 metros del avión. Cogiendo la Beretta del .22, efectuó varios disparos por un agujero de la ventanilla, aunque sin efectos aparentes.

Era consciente de que debía tomar la “ofensiva” si quería eliminar a los terroristas, por lo que corrió hacia una de las salidas de emergencia, y saltó fuera del avión por el lado contrario al que se concentraba el fuego de los palestinos. Saltando entre los montones de nieve a la vez que disparaba para mantener a los terroristas agachados, fue rodeando el aeroplano hasta situarse detrás de la posición de sus adversarios. Una vez allí, salió de nuevo a campo abierto, avanzando hacia ellos a la vez que disparaba ( la Beretta tenía un cargador de 8 tiros), momento en que uno de los terroristas soltó su AK-47. El que estaba a su lado en cambio, se giró hacia el agente, cayendo abatido por 2 impactos del calibre .22 ( posiblemente en el rostro). Al acabarse la munición, Rachamim se abalanzó sobre el tercer hombre, golpeándole con sus propias manos, momento en que llegó la policía suiza y los detuvo. En la siguiente foto se ve al policía hebreo durante el juicio subsiguiente:

ofensiva2-13

Realmente, una pistola de otro calibre hubiera sido más efectiva, pero la Beretta se comportó bien en su aspecto “ofensivo” ( se me ocurre que la fiabilidad y la precisión fueron los factores más importantes).

No sería esta la única ocasión en que Mordechai usó una Beretta para eliminar a un terrorista. Tras el incidente de Zurich, abandonó la unidad para dedicarse a sus estudios, no obstante cuando otro grupo palestino secuestró el vuelo SABENA 572, se le llamó especialmente para tomar parte en la operación de rescate. Camuflados como mecánicos, varios miembros del Sayeret Matkal incluyendo a Rachamim, subieron al avión. El ex sky marshal llevaba como arma principal su Beretta del .22 con 2 cargadores. Al encontrarse frente a frente con uno de los terroristas, le disparó varias veces ( según algunas fuentes todo el cargador) en el rostro, causando su muerte instantánea.

El uso de las Berettas por parte del MOSSAD u otras unidades afines es controvertido, ya que existen muy pocas referencias a su uso, y en todo caso, parece ser que se sustituyeron por pistolas de 9mm a partir de 1970. No obstante, sí que se han utilizado puntualmente en “asesinatos selectivos”, por ejemplo el del ingeniero Gerald Bull en 1990 ( le encontraron con 5 disparos del calibre .22 en cabeza y nuca). Las unidades “Kidon” ( bayoneta) serían las encargadas de estos “trabajos” ( ver la película Munich).

Aún hoy en día estas Berettas están en uso:

ofensiva2-14

No solo en occidente se utilizan armas “especiales” para misiones encubiertas, de hecho la extinta Unión Soviética y China fueron grandes productores de armas silenciadas, algunas realmente sorprendentes al introducir ingeniosos mecanismos para prescindir de los engorrosos “silenciadores”.

La S4M, una especie de “derringer” de 2 tiros, utilizaba una munición especial creada a partir de un cartucho de 7,62 m/m de fusil estándar, modificado internamente con un pistón que, tras el disparo, empujaba el proyectil sellando la vaina. De este modo, los gases no escapaban por el cañón evitando el sonido del disparo. Es más, el proyectil ( el mismo que el usado por el AK-47, y el rayado del cañón, pretendían simular que el mismo había sido disparado efectivamente desde un Kalashnikov, ocultando las circunstancias del atentado:

ofensiva2-15

El Comandante checheno en Turquía Gazhi Edilsultanov fue asesinado el 10 de Diciembre de 2008 con una de estas armas:

https://jamestown.org/program/yet-another-chechen-commander-assassinated-in-istanbul/

La PSS es mucho más evolucionada, y similar a una pistola “tradicional” ( tiene un cargador de 6 disparos en lugar de un clip de 2), aunque la munición es del mismo tipo autosellante que la anterior. Se supone que es utilizada en misiones “especiales” por el K.G.B. y unidades similares:

http://www.youtube.com/watch?v=P_N7AZHpTn4

La pega de este tipo de munición auto sellante es su escaso alcance, apenas 25 metros, aunque suficiente para un “trabajo”…

Existen otros modelos de armas silenciadas cuyo uso sería similar, como los tipo 64 y 67 chinas, la PB/6p9 y la APB/6P913 rusas, etc. pero básicamente serían muy similares a los modelos que hemos visto. La gran difusión de estas armas dan por hecho que la pistola “ofensiva” es una necesidad real de los servicios de información y espionaje, y que lo seguirán siendo en el futuro.

Como colofón a este apartado dedicado a las armas “ de espía”, he de mencionar dos que realmente traspasan los límites de la “ciencia ficción”, y que serían más propias de una película de Hollywood que de las portadas de los periódicos. Sin embargo, ahí están las referencias, así que algo de verdad habrá:

La pistola “cardiaca” ( Sudden Cardiac Arrest Gun/ Heart Attack Gun), sería un arma de aire comprimido desarrollada en los años 70 por la C.I.A.. Su munición consistiría en un dardo fabricado con cianuro congelado, que se disolvería tras penetrar en el organismo de la víctima sin dejar más rastro que el orificio de entrada ( como la picadura de un insecto).

La cantidad de veneno sería tan pequeña, que un examen forense común no lo detectaría: el diagnóstico sería muerte por paro cardiaco.

La SCAG salió a la luz en 1975, cuando un comité de investigación del Senado norteamericano denunció actividades ilegales de la C.I.A. , incluso presentaron públicamente la supuesta pistola ( dotada de un visor telescópico):

http://www.youtube.com/watch?v=tzIw44w00ow

De hecho, hay evidencias de personajes clave muertos en extrañas circunstancias y que podrían haber sido víctimas de la SCAG o de alguna de sus derivadas:

  • El 11 de Marzo de 2006, el ex presidente de Yugoslavia Slobodan Milosevic murió de paro cardiaco mientras esperaba juicio por crímenes de guerra. Su deceso ahorró cantidades astronómicas al Tribunal Penal Internacional.
  • Robin Cook, miembro del partido laborista inglés, murió de ataque al corazón en 2005, poco después de manifestar su oposición a la guerra de Irak.
  • El Doctor Ramin Pourandarjani, de origen iraní, falleció en 2009 mientras dormía. Se cree que conocía información confidencial acerca de las actividades de la C.I.A. en el país de oriente medio.

Más sorprendente aún es la “pistola de plástico” de la C.I.A., que se supone es totalmente indetectable al no contener partes metálicas. La misma munición consistiría en un proyectil de aluminio con el propelente pegado a él.

ofensiva2-16

Autor: Pedro Pablo Domínguez Prieto

Imágenes: Todos los derechos reservados a sus respectivos autores.





¿Te ha gustado el artículo del blog? 


registro

Síguenos y entérate de las novedades…

twitter     facebook

16 agosto, 2017

No hay comentarios todavía, sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Entrar

Registro de usuario

Crear una cuenta
X