Imagen de perfil

La verdad duele, pero la mentira mata

por Ernesto Pérez Vera

Contribución en AulaPolicial de Ernesto Pérez Vera. Todos los derechos reservados.

La verdad duele, pero la mentira mata

la-verdad-duele-2015-peter-landesman-will-smith-alec-baldwin

“La verdad duele” (2015), alta recomendación cinematográfica. Una película basada en hechos reales acaecidos entre 2002 y 2012. El film está dirigido por Peter Ladesman, y lo protagoniza Will Smith. Vayan a ver la peli y busquen paralelismos entre lo que vean en la pantalla y lo que a buen seguro han vivido alguna vez en sus entornos profesionales. Ved la película, os dediquéis a lo que os dediquéis. Por cierto, no hay ni sirenas ni tiros. Va de la vida misma en estado puro. Envidias, odios e intereses, así de sencillo. Factor humano, aquello que lo mismo une que separa.

El doctor Bennet Omalu, encarnado por Smith, es un singular y vocacional médico forense nigeriano que trabaja en Estados Unidos. El galeno descubre una extraña patología provocada por las brutales y reiteradas contusiones craneales que sufren los jugadores de fútbol americano. El hallazgo se presenta mientras Bennet practica la autopsia a un famosísimo exjugador.

Tan destacado descubrimiento científico es vil e interesadamente negado por la Liga Nacional de Fútbol (LNF), un importantísimo estamento que mueve una ingente cantidad de parné. La enfermedad, que afecta crónicamente al funcionamiento cognitivo cerebral, es públicamente tachada de falsedad por reputados neurocientíficos que se pronuncian a sueldo de la LNF. Aceptar el diagnóstico del africano supondría perder dinero mediante el pago de indemnizaciones millonarias, lo que hace que en el ajo del negacionismo participe hasta el apuntador, de la mano del utillero de guardia, incluyendo al propio Gobierno. Todo por la pasta, a costa de la pérdida de vidas humanas.

Moraleja: tal vez no deberíamos de extrañarnos tanto cuando algunos instructores de tiro pertenecientes a las administraciones niegan legañosamente que los programas de entrenamiento de los policías son escasos, ridículos e ineficaces. Tampoco tendríamos que sorprendernos demasiado cuando ocultan que los proyectiles blindados y semiblindados usados en armas cortas, quiero decir los que emplea el 90% de los agentes de la autoridad españoles, son peligrosos para las personas presentes en las inmediaciones de las escenas de los tiroteos. Y tampoco tendríamos que llevarnos las manos a la cabeza cuando los aficionados con placa aseguran que es más seguro y rápido desenfundar la pistola y montarla, que directamente desenfundarla disponiendo ya de ella sin tener que practicar ninguna otra maniobra.

Si un puñado de neurólogos y neurocirujanos norteamericanos de alto postín le hicieron el vacío al doctor Bennet, tratando de desprestigiarlo y acosándolo laboral y familiarmente, cómo no iba a surgir en España una banda de formadores dispuestos a fusilar a sus compañeros y a otros instructores, por tal de ganar comodidad diaria durante el horario laboral y pasta vendiendo diabólicas fundas de pistola. Estos son, normalmente y no por casualidad, quienes también promueven cursos de mentirijilla publicitados con carteles más impresionantes que los de los grandes estrenos holibudienses.

Más gente de la que nos creemos está empeñada en cobrar mucha gallina con tomate, trasmitiendo ideas únicamente probadas en el patio del colegio durante el recreo, jugando a policías y ladrones. Nada está ya por inventar. Hasta la deslealtad y la traición están inventadas en esto de joder a los compañeros por un sobre con billetes.

la-verdad-duele-concussion-pelicula

Autor: Ernesto Pérez Vera

Imágenes: Todos los derechos reservados a sus respectivos autores.


¿Te ha gustado el artículo del blog? 


registro

Síguenos y entérate de las novedades…

twitter     facebook

25 septiembre, 2017

No hay comentarios todavía, sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Entrar

Registro de usuario

Crear una cuenta
X