Imagen de perfil

Qué estudiar para ser Criminólogo

por José R. Giner

Contribución en AulaPolicial de José R. Giner. Todos los derechos reservados.

Qué estudiar para ser Criminólogo

Si estas interesado en estudiar criminología, en este artículo tienes todo lo necesario para saber que es la criminología, qué necesitas para estudiarla y en que universidades se realizad la formación en criminología.

Lejos de la visión otorgada por programas televisivos como mentes criminales, Ley y Orden, CSI y otras series policiales, la criminología es muy diferente a lo que los espectadores ven en estas series, ya que lejos de ser una investigación de campo (criminalística), resulta ser más bien una investigación teórica (criminología). Por lo que, es mejor que expliquemos que es la criminología.

LA CRIMINOLOGÍA

¿Qué es la criminología?

Según la RAE, es la ciencia que se ocupa del estudio de las causas y circunstancias de los distintos delitos, que estudia la personalidad de los criminales y ofrece un tratamiento adecuado para su represión.
La criminología es una ciencia que estudia el criminal desde una perspectiva multidisciplinar. Esto significa, que no solo estudia el criminal desde el punto de vista policial, sino que emplea técnicas cuantitativas y cualitativas para analizar al criminal en su conjunto. Desde las razones ambientales (lugar, condiciones, arquitectura, etc) hasta un punto de vista psicológico, biológico, conductual, educativo, etc.
Esto permite una visión amplia del criminal, y teoriza sobre las razones internas y externas que determinan o condicionan la mente criminal.

La criminología no se centra solo en el criminal, sino que también estudia la prevención criminal, ofreciendo teorías para evitar la comisión de delitos en varios factores.

Por otro lado, la criminología sirve para realizar una analítica de la criminalidad en su conjunto, es decir, no solo a un individuo, sino a la delincuencia en su conjunto, en lo que motiva la conducta antisocial. Por lo que podemos decir que existe una visión o estudio del criminal de forma individualizada y un estudio del crimen en su conjunto.

La criminología también estudia la prevención del crimen, y que factores influyen tanto en la comisión como que factores la dificultan, de forma que puedan aplicarse de forma preventiva.
Otro factor de interés en la criminología es la política criminal, en la misma se estudia el impacto del crimen en la ciudadanía, y las políticas correctivas y rehabilitadores que debe aplicarse al criminal.
Otro campo de estudio es la victimología, desde el estudio de la víctima desde el punto de vista de primario, como sujeto que ha sido afectado por un crimen, hasta la victimización que supone su trato con los órganos policiales y la victimización del criminal en el proceso policial y judicial.
Por lo tanto, y, en síntesis, la criminología es una ciencia que trata de explicar y entender las razones del delito, desde ciencias auxiliares como la psicología, sociología y biología.

Diferencias entre criminología y criminalística

Es muy frecuente confundir la criminología con la criminalística, debido a las series televisivas parece que ambas confluyan en lo mismo. Sin embargo, pese a que ambas estudian al criminal, lo hacen desde perspectivas distintas.

Mientras la criminología es una ciencia que estudia el crimen desde un punto de vista docto o teórico, la criminalística es una ciencia forense que estudia el criminen desde un punto de vista práctico.
La criminalística, tal y como ocurre con la criminología, es una ciencia multidisciplinar, sin embargo, las disciplinas que utiliza son herramientas para investigar el delito concretamente, y que dicho estudio le permita localizar al criminal.

Entre estas técnicas se encuentra, por ejemplo:

La medicina legal o medicina forense de la víctima, para obtener información sobre la comisión del delito, su margen temporal, etc. Dentro de la misma se ubica los análisis de ADN, antropología forense, toxicología, y otros estudios biológicos.

El profiling o perfil del delincuente, para acotar su condición y para adelantarse a la comisión de nuevos delitos.

Policía científica, ciencias y técnicas que engloban el estudio de la escena y objeto del crimen, fotografía forense, estudio de la tierra, fibras, piloscopia, hematología, entomología forense, documentoscopia, balística, Dactiloscopia, incendios y explosivos, etc.

Como hemos visto, se basa en el análisis de pruebas científicas, para reconstruir el delito, obtener información de su comisión, investigar rastros y marcas biológicas, análisis forense de la víctima, y cronología del delito.

Esta ciencia, pese a su gran interés, ha sido siempre monopolio del estado, en concreto de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del estado, lo que el ejercicio privado está muy limitado y en ocasiones choca con las facultades exclusivas de los cuerpos policiales. Por lo que para ejercitarla tal y como debe realizarse, debe hacerse desde dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
En definitiva, la criminalística es la ciencia que se ocupa de reconstruir el delito, con el uso de ciencias y técnicas multidisciplinares, de carácter práctico e inductivo, con el objeto de estudiar el delito, y cuya pretensión es la de detener al criminal y obtener pruebas de la comisión del delito, para ponerlo a disposición judicial.

¿Existe un grado en criminalística de forma independiente a la criminología?

Pues sí, aunque las salidas están limitadas a ejercer dentro de las fuerzas del orden público, es un grado que sirve perfectamente para opositar y obtener un puesto en las secciones de criminalística y policía científica.

Como todo grado está compuesto de 240 créditos ECTS que se realizan a lo largo de cuatro años, cuyo acceso debe realizarse a partir de selectividad preferiblemente desde un bachillerato basado en ciencias sociales.

Se imparte en las siguientes universidades:

• Grado en Criminalística: Ciencias y Tecnologías Forenses – Universidad de Alcalá

Por otro lado, hay universidades que sin ser grado lo imparten en forma de Master:

  • Máster en Criminalística – UAB Barcelona
  • Máster Criminalística Investigación Criminal – UCJC
  • Máster en Ciencias Forenses – Universidad Autónoma de Madrid

COMO SER CRIMINOLOGO

¿Qué se necesita para estudiar Criminología?

En principio, es necesario que el estudiante sepa a lo que se enfrenta. Una gran cantidad de estudiantes corre a estudiar criminología, después de ver series de televisión donde lo pintan como un profesional que caza a los malos, totalmente independiente y con extremada carisma. Sin embargo, fuera de este impulso, la criminología no es ni de cerca lo que representa o lo que se muestra en estas series de televisión.

Ser criminólogo no es ser Sherlock, el trabajo es muy distinto a un investigador privado, y aunque la criminología puede ser un puente para obtener el título de detective privado, criminología y detective privado son cosas muy distintas, y el trabajo de un detective privado no se acerca ni de lejos al trabajo de Sherlock, ya que un detective privado tiene prohibido investigar crímenes, sino que investiga solamente asuntos privados.

Ser criminólogo no te convertirá en miembro de mentes criminales, el trabajo de análisis de la conducta se realiza en unidades de la conducta dentro de la policía, aunque esencialmente su formación debe estar relacionada con la psicología, sin embargo, la criminología puede ser complementaria.
Ser criminólogo no es CSI ni Bones, la criminología es una ciencia teórica, no es práctica, la ciencia practica del estudio del criminal es la criminalística y la medicina legal. La criminalística tiene una rama formativa como grado o master universitario, y su ejercicio se realiza exclusivamente dentro de la policía, esencialmente en la policía científica. Por otro lado, la medicina legal es practicada por médicos especializados en medicina legal, que trabajan en cooperación con la policía proporcionando informes forenses.

Qué es realmente un criminólogo

El criminólogo es un profesional formado en diversas técnicas, que trata de dar una explicación al crimen, todo ello desde una posición teórica, usando técnicas cualitativas y cuantitativas, así como ciencias de carácter empírico con el objeto de formar una teoría. El trabajo del criminólogo es eminentemente preventivo, ya que busca la prevención del delito.

Su trabajo se centra en el crimen, el criminal y la víctima, por lo que requiere de un estudio pormenorizado de las características de cada una de ellas, de su génesis y de su tratamiento.

¿Aburrido?

No tanto, es una pasión saber qué razones provocan el delito, saber por qué el criminal piensa como piensa, conocer los factores que propician el crimen, y saber cómo contrarrestarlo o evitarlo.
Sin embargo, esto es una pasión solo para aquellos que sientan vocación en ello, ya que es una carrera que implica mucho esfuerzo para luego no tener el reconocimiento social y laboral que merece.
Se trata de unos estudios relacionados con las ciencias sociales, aunque existe un gran componente legislativo que representa 1/3 de los estudios. Puesto que para poder actuar como criminólogo es necesario conocer las leyes, especialmente las leyes penales y procesales, sin olvidar las relacionadas con los menores.

Es una carrera muy recomendada para todos aquellos que quieran trabajar dentro de la policía, no tanto para aquellos que quieren ejercerla de forma libre o independiente.

¿Qué bachillerato estudiar para ser criminólogo?

El grado en criminología está orientado a ciencias sociales y legales, por lo que la opción más recomendada para optar al grado en criminología, es partir o desde una rama de ciencias sociales. Esto permitirá al alumno el estar preparado y familiarizado con los futuros estudios en criminología, ya que tenemos que tener presente, que hay un gran componente legal, pero básicamente se centra en técnicas cualitativas y cuantitativas. Con ello se refiere, a que en gran parte se realizan estudios sociales, generalmente de carácter cuantitativo y estadístico.

En el caso de la criminalística, quizás la mejor opción sería optar por el camino de bachiller en ciencias de la salud, ya que requiere una preparación en biología, química y ciencias del medio, para tener un conocimiento básico de las enseñanzas que se van a impartir.

Si tu opción ha sido un bachiller en Humanidades o Artes, no quiere decir que no puedas acceder a esta carrera y superarla, pero evidentemente tendrás más dificultades que alumnos que eligieron otro itinerario, puesto que empiezas sin la preparación básica que requieren ciertas disciplinas. En cambio, te puede venir bien para la parte de derecho, que ocupa 1/3 del programa de criminología.

Requisitos para estudiar Criminología

Los requisitos formales para ser criminólogo son completar el Grado oficial de Criminología en las universidades que lo imparten, por lo que los requisitos para estudiar criminología son prácticamente los mismos que otras carreras. Es necesario la superación de la selectividad, haber pasado unas pruebas de ingreso para mayores de 25 años, pruebas de ingreso para mayores de 45 años, o venir de otra carrera relacionada.

Dependiendo de la demanda, que suele ser alta, las universidades establecen notas de corte que varían según la demanda de dicho año, y que en ocasiones puede exigir unas notas altas para acceder a la carrera.

En el caso de no disponer de una universidad cercana, o si la universidad cercana tiene una nota de corte muy elevada, o la universidad a distancia no dispone de plazas, es necesaria la movilidad, lo que implica unos altos recursos económicos para pagar los estudios y a su vez los gastos de alojamiento.
Preparación suficiente, en determinadas universidades que dispongan de alta demanda, pueden exigir que el alumno venga del itinerario de Ciencias Sociales o de la Salud, de forma que limiten las plazas a los que hayan realizado este tipo de Bachillerato.

Existe la posibilidad de acceso mediante acreditación de experiencia laboral o profesional, para mayores de 40 años, principalmente que hayan realizado actividades relacionadas con la criminología, por lo que suele estar acotado a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Técnicamente está la posibilidad de entrar en la universidad a través de un Título de Formación Profesional, por lo que, si hay formación universitaria relacionada con la seguridad o salud, es probable que pueda acceder e incluso convalidar determinadas asignaturas.

Los alumnos que vengan con una titulación universitaria extranjera equivalente, o un título que aun no siendo universitario tenga relación con la carrera, podrá optar al ingreso.

Rasgos del estudiante de Criminología

El Grado de Criminología, como todos los grados lo componen 240 creditos ECTS, esto implica que tiene una duración mínima de 4 años, con una amplia formación multidisciplinar que puede llegar a desorientar a los estudiantes. El objetivo de esta titulación es preparar al alumno, con un conjunto de herramientas multidisciplinares, para poder realizar su trabajo como criminólogo. El objeto principal de la enseñanza, radica en analizar las razones de criminalidad, realizar estudios victimológicos, proponer técnicas y métodos para la intervención social, prevención del crimen y seguridad, realizar estudios sobre la criminalidad, y de su relación con las instituciones encargadas de su rehabilitación.

Es por ello que el perfil de estudiante de criminología, debe disponer de un interés sobre las leyes penales y procesales, así como estar preparado para realizar un profundo análisis sobre el ordenamiento jurídico, tal como el conocimiento legislativo, aplicación de las leyes, procedimiento legal y judicial, y otras ramas del derecho como el derecho constitucional, privado y social. Por lo que requiere que el estudiante disponga de una gran capacidad de memorizar, pues es algo casi esencial si se quiere superar las asignaturas que componen el tronco legislativo.
En el Grado de Criminologia, existe un componente científico y matemático, por lo que disponer de una mente analítica, permitirá superar las asignaturas que componen este grupo, entre ellas las referidas a ciencias sociales, estadística, sociología, informes, etc. Sin contar que también puede ayudar bastante en profiling y en psicología aplicada.

El criminólogo debe disponer de templanza, aún recuerdo mi primer cadáver en el instituto forense, donde se practican autopsias, como prácticas para entender su funcionamiento, y como introducción a a la criminalística. Pocas personas podían mantener el temple, mientras diseccionaban un cadáver a tan solo un metro de distancia. El criminólogo tiene que estar familiarizado con ello, ya que es una de las partes dentro de las ciencias observables, y en concreto un punto esencial dentro de la criminalística. Es una característica que todo futuro criminólogo, que trabajará dentro de las unidades de policía científica, debe disponer.

Empatía sí, pero la justa, como criminólogos tenemos que empatizas con las víctimas, e incluso con los criminales, de forma que el criminólogo pueda ponerse en su lugar y analizar su mente desde dentro. Por otro lado, empatizar con las victimas es socialmente aceptable, pero si estamos tratando habitualmente a víctimas, si tenemos que sufrir lo que sufre cada una, y preocuparse por lo que le pasa a cada una, es mejor no ser criminólogo, ya que puedes terminar loco.
Debemos recordar que la criminología tiene un gran componente psicológico, por lo que será de gran ayuda disponer de destrezas en habilidades sociales e interpersonales, hay que recordar que el criminólogo tratará tanto a víctimas como a delincuentes, tener conversaciones con ellos, mediar entre sujetos o grupos, y en cierto modo manejar la conversación con fines manipulativos, psicológicos, inductivos, con el objeto de obtener información, convencer o crear una conexión con la persona.
Por último, es aconsejable que el criminólogo disponga de una gran capacidad de reflexión, tanto a nivel de datos obtenidos como de su aplicación, la agilidad mental, el pensamiento lógico y matemático, son aptitudes que ayudaran sin duda al criminólogo en su análisis de datos.

Perfil estudiante criminología

El perfil más común, en los alumnos que desean estudiar criminología, son estudiantes que desean méritos para acceder a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que los estudios pueden ser complementarios con la actividad dentro de la Policía. Por lo que suele ser objetivo de opositores, sobre todo si aspiran a determinados puestos, como policía científica o unidades de la conducta.
El Grado en Criminología resulta interesante también para miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, puesto que estudiar criminología les permite ganar méritos para ascensos por promoción interna, sin contar que muchas asignaturas resultan sencillas para profesionales que trabajan según las leyes, y disponen de conocimiento teórico y práctico para superarlas fácilmente. De hecho, hay universidades que ofrecen convalidaciones de asignaturas, lo que reduce drásticamente el tiempo necesario para obtener el grado en criminología.

También se encuentra entre los alumnos un perfil de estudiantes que desea aprender criminología para ejercerla en el extranjero, normalmente con alta preparación en inglés, países como México, Colombia, Estados Unidos y muchos más tienen una gran demanda de profesionales de la criminología, ya que no solo ejercen en colaboración con la Policía o dentro de la misma, sino que las empresas están muy interesadas en criminólogos, para aplicar políticas criminológicas en forma de prevención de delitos, como por ejemplo evitar la pérdida desconocida, o evitar condicionantes o precursores de criminalidad en las empresas.

Por otro lado, también está el aspirante a profesor de criminología, alguien que le apasiona la criminología, pero sabe que difícilmente puede ejercerla, por lo que se prepara formativamente para convertirse en profesor de criminología.

Por su carácter de carrera, y por considerarla más fácil que otras carreras (craso error), muchos optan por hacer criminología como mérito para oposiciones. Es interesante para opositar a instituciones penitenciarias o incorporarse en la carrera de auxilio judicial.

Existe también la figura del detective privado que desea obtener un título oficial, ya que el título de detective privado es un título propio, y no está considerado como título oficial. Por lo que muchos detectives lo obtienen para complementar su formación y obtener un título de grado.

Por último, el alumno que viene de un hype, que ha visto alguna serie de televisión y le ha inspirado, normalmente suelen caer en el primer año, ya que se dan cuenta que no es oro todo lo que reluce, pero los que continúan y acaban enganchándose suelen acabar en la Policía, o acabar la carrera para opositar, y otros muchos, de ellos acaban haciendo detective privado, para obtener una salida clara, o al menos temporal

Los estudios de Criminología

La criminología, tal y como hemos dicho anteriormente, es una ciencia de carácter social en la que se usan diferentes disciplinas, y que, por lo tanto, requiere una formación multidisciplinar en distintas materias que componen el tronco del grado. Por lo que los estudios de criminología, podemos decir, que se dividen en 3 secciones: legislativa, psicológica y técnica.

En la parte legislativa, encontramos una formación densa de las leyes, sobre todo de las leyes penales y procesales, el objeto del estudio de estas leyes, es conformar el esqueleto de la formación del criminólogo. Para conocer el crimen, primero debemos conocer el objeto del crimen, que viene a ser el quebrantamiento de las leyes. Las leyes penales hacen referencia a los delitos y las penas, así como las consecuencias directas y accesorias que conllevan. Por otro lado, tenemos las leyes procesales, donde se incluye, como se realiza y desarrolla el procedimiento judicial, como debe realizarse, sus limitaciones y obligaciones.

A parte del conocimiento básico que componen dichas asignaturas, también se requiere un conocimiento del derecho civil, constitucional, política criminal y ley de violencia de genero.

Por último, hacer referencia a la legislación relacionada con el menor, ya que dentro del crimen hay una diferenciación entre el realizado por adultos y por menores, por lo que varias asignaturas irán relacionadas con la legislación del menor y su tratamiento.

En la parte psicológica (mi favorita, si me permitís decirlo), es la que engloba el pensamiento del criminal, las psicopatologías, la mente del psicópata, victimología y otras asignaturas relacionadas con la parte psicológica, muchas dependerán de vuestra elección, ya que en esta parte es donde se agrupan el mayor número de asignaturas opcionales. Esta parte, sin duda es la que a mí personalmente me justifico el estudio de esta carrera y, por mi experiencia, es la que más disfrutan los alumnos.

Por último, la parte técnica, engloba asignaturas de carácter práctico y/o científico, en esta parte podemos tocar asignaturas relacionadas con la criminalística (que es lo que atrae principalmente a la mayoría) y donde encontramos el desglose de técnicas cuantitativas y cualitativas. En esta parte encontramos la sociología, estadística, medicina legal, policía científica, y otras asignaturas como entomología, antropología, balística, documentoscopia, etc.

Atendiendo a lo dicho, hay que hacer referencia a que no todas las universidades siguen un patrón estricto, pese a que los derechos suelen ser iguales, la parte psicológica y la parte técnica varia bastante entre universidades, y es bueno elegir la que lleve la parte que más guste al alumno. Se echa en falta un patrón unitario entre universidades, sin embargo, estas ofertan la titulación a su propio criterio, y, obviamente no todas las universidades aciertan en las estructuras formativas que proponen. Por lo que aconsejo revisar el programa de asignatura de cada una para saber cuál interesa más.

El master o especialización, algo casi imprescindible

Una vez habéis terminado, comprobareis que no es fácil insertarse laboralmente. Por esa razón os recomiendo que sopeséis la realización de un master o especialización que os otorgue una salida. Dentro de los masters o especializaciones relacionados con la criminología tenemos la rama de seguridad, inteligencia, investigación privada, mediación, criminología, y menores.

  • El master en seguridad, os permitirá poder participar en órganos formativos o funcionales de empresas de seguridad, centros formativos de seguridad o asesores.
  • El master en inteligencia, os permitirá optar a formar parte de equipos de compliance, de inteligencia competitiva, de análisis y prevención de riesgos, y otras actividades relacionadas con inteligencia.
  • El experto en investigación privada, os permitirá acceder a trabajar como detective privado.
  • El master en mediación, es una de las opciones más elegidas y posiblemente la que tenga un mejor futuro.
  • El master en especialización en criminología, es casi la antesala para ir a por el doctorado en criminología.
  • El master en tratamiento de menores, puede ser una buena opción si queremos formar parte de equipos en centros de menores.

El único consejo aplicable es que lo tengáis bien claro, ya que para trabajar en algo relacionado con la criminología tendréis que superar al menos de unos 5 a 7 años formativos.

¿DONDE SE ESTUDIA CRIMINOLOGIA?

¿En qué universidades se estudia el Grado en Criminología?

Estudiar criminología como carrera, fue una moda que comenzó a mediados del 2001, con el auge de las series de moda. Comenzó siento un título propio, para ir consolidándose como licenciatura, y posteriormente paso a ser grado.

Esta moda no pasó desapercibida, ya que las primeras universidades que acogieron el título propio en criminología, tuvieron un éxito inmediato, y eso que no tenía salida ninguna, ya que no contaba como titulación universitaria para oposiciones. Fue años más tarde cuando el título propio se tomó como equivalente a diplomatura para la oposición a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
Este auge inmediato en las primeras universidades que impartieron el título, hizo que prácticamente todas las universidades lo miraran con recelo, y hoy por hoy casi todas las universidades de España imparten el grado en criminología, egresando a miles de criminólogos cada año.
Tal y como se ha dicho en el apartado anterior, rara es la universidad que no imparta esta titulación, ya que es una titulación redonda a efectos económicos y organizativos dentro de las universidades. Sin embargo, las universidades más representativas las verá a continuación.

Listado completo de universidades donde se imparten el Grado en Criminología

Los precios mostrados corresponden a la formación completa, dichos precios corresponden al coste por crédito multiplicado por 240 créditos que corresponden al curso, tasas de matriculación, administrativas, y otros conceptos no están incluidos en el precio.

Leyenda:

P: Presencial – D: Distancia – PYD: Presencial y Distancia

  • P – Grado en Criminología – Universidad de Málaga – Precio aproximado 3.030 € (2017)
  • P – Grado en Criminología – Universidad de Sevilla – Precio aproximado 3.120 € (2016)
  • P – Grado en Criminología y Seguridad – Universidad de Cádiz – Precio aproximado 3.284 € (2017)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) – Precio aproximado 3.360 € (2016)
  • P – Grado en Criminología – Universidad de Granada – Precio aproximado 3.360 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad del País Vasco – Precio aproximado 3.400 € (2018)
  • D – Grado en Criminología – UNED – Precio aproximado 3.840 € (2018)
  • PYD – Grado en Criminología – Universitat d’Alacant – Precio aproximado 3.936 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad de Murcia – Precio aproximado 4.050 € (2018)
  • P – Grado en Criminología y Seguridad – Universitat Jaume I de Castelló – Precio aproximado 4.224 € (2017)
  • P – Grado en Criminología – Universitat de València – Precio aproximado 4.420 € (2017)
  • P – Grado en Criminología – Universidad de Salamanca – Precio aproximado 4.500 € (2017)
  • D – Grado en Criminología – Universitat Oberta de Catalunya – Precio aproximado 4.900 € (2017)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Complutense de Madrid – Precio aproximado 6.048 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universitat Autònoma de Barcelona – Precio aproximado 6.065 € (2017)
  • P – Grado en Criminología – Universitat de Barcelona – Precio aproximado 6.072 € (2016)
  • P – Grado en Criminología – Universitat de Girona – Precio aproximado 6.072 € (2014)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Rey Juan Carlos (Aranjuez) – Precio aproximado 6.050 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Rey Juan Carlos (Alcorcón) – Precio aproximado 6.050 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Rey Juan Carlos (Madrid) – Precio aproximado 6.050 € (2018)
  • P – Grado en Criminología y Políticas Públicas de Prevención – Universitat Pompeu Fabra (Barcelona) – Precio aproximado 6.630 € (2018)
  • D – Grado en Criminología – Universidad Isabel I – Precio aproximado 13.920 € (2018)
  • D – Grado en Criminología – UNIR (Rioja) – Precio aproximado 17.100 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Católica San Antonio de Murcia – Precio aproximado 17.100 € (2018)
  • D – Grado en Criminología – Universidad a Distancia de Madrid – Precio aproximado 18.000 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Europea de Madrid – Precio aproximado 22.000 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Europea de Valencia – Precio aproximado 22.000 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (Valencia) – Precio aproximado 22.360 € (2018)
  • P – Grado en Criminología y Seguridad – Universitat Abat Oliba CEU (Barcelona) – Precio aproximado 26.800 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Pontificia Comillas (Madrid) – Precio aproximado 32.000 € (2018)
  • P – Grado en Criminología – Universidad Francisco de Vitoria (Madrid) – Precio aproximado 34.000 € (2018)
  • P – Grado en Criminología y Seguridad – Universidad Camilo José Cela (Madrid) – Precio aproximado 34.050 € (2018)

Posgrados y dobles grados de criminología

Vista la relación que existen con otras titulaciones, puesto que comparten asignaturas en común con otros títulos, en muchas universidades ofrecen dobles titulaciones de criminología con otra carrera. Estos dobles títulos suelen tener una duración de 5 años y tener unos 300 créditos, en lugar de los 4 años y 240 créditos ECTS que tienen los grados universitarios individuales. Sin embargo, esta opción permite un campo de opciones mayor, ya que existe una gran limitación para el ejercicio del criminólogo. Por lo que, en principio, recomendamos los siguientes:

Doble grado en derecho y criminología: Este doble grado permite convertirse en abogado criminalista, es un título perfecto para optar a judicatura, ya sea como fiscal o como abogado del estado. Es casi necesario para trabajar en centros penitenciarios como personal técnico. Por lo que es una opción más que recomendable.

Doble grado en periodista y criminología: Este grado permite ser un periodista especializados en el area criminal.

Doble grado en psicología y criminología: Es un grado orientado a convertirse en psicólogo forense, puede ser interesante para trabajar como personal técnico en centros penitenciarios o como mediador. También puede ser interesante para optar a centros de menores, oficinas de mediación a las víctimas, centros de reinserción y tratamiento de drogodependientes.

Grado en criminología + Detective privado: Es una forma de obtener una salida laboral directa, la mayoría opta por esta salida, lo que implica que existe una masificación en este tipo de opción. Pese a que es vendida como salida laboral sin paro, no es cierto.

Salidas profesionales de los criminólogos

Todos los que egresan el grado de criminología, no encuentran una salida específica, ya que el empleo como criminólogo como tal no existe, al menos en España. Esto implica que la criminología represente un puente entre títulos, una especialización de derecho o un título orientado a oposiciones.
Los titulados en criminología, al ser una carrera multidisciplinar, permite realizar funciones en algunas areas orientadas a la seguridad, mediación y prevención. Aunque esos ejercicios, requieren de otras especializaciones o titulaciones para poder optar a ellos.

En el caso de querer ejercitar como criminólogo, es de considerar aprender idiomas, puesto que fuera de España existen países donde si practican el ejercicio libre y autónomo de la profesión, y donde si existe una demanda de profesionales.

Los graduados en criminología, pueden optar a estos empleos:

  • Fuerzas y cuerpos de seguridad, es la opción principal para los criminólogos que deseen ejercer, especialmente en unidades de conducta, aunque también pueden optar por la criminalística, en departamentos de policía científica.
  • Centros penitenciarios, en principio la criminología debería ser una carrera perfecta para optar a formar parte del equipo técnico de recintos penitenciarios, o como parte de las juntas de tratamiento, o como expertos en política criminal y asesoramiento a jueces de vigilancia. Sin embargo, este puesto esta casi reservado a abogados, especialmente si disponen de doble titulación de derecho y criminología. Por lo que optar a este puesto siendo criminólogo únicamente, es extremadamente difícil.
  • Asesor y formador de Seguridad privada, una opción es convertirse en formados de profesionales de la seguridad, tanto en academias como en universidades.
  • Detective privado, es una opción, para ello requiere un año de especialización dentro de algún grado de criminología que lo permita. Al obtener la titulación en Investigación privada y solicitar la licencia al Ministerio del Interior, permite el ejercicio libre de la profesión domo Detective Privado.
  • Auxilio judicial, como carrera universitaria permite optar a entrar dentro del personal de auxilio judicial en juzgados.
  • Mediador, es una opción para los criminólogos optar por especializarse como mediador, es un empleo que fuera de España está muy desarrollado, sobre todo para evitar la masificación carcelaria o para actuar ante problemas familiares o criminológicos. En España empieza a aplicarse, y es posible que en el futuro sea una opción para los criminólogos.
  • Como criminólogo independiente, en España no existe este puesto persé, y solo se ha creado un puesto de criminólogo en alguna oposición hecha a medida, por lo que es prácticamente imposible.
  • Profesor universitario en criminología, prácticamente si se desea trabajar dentro de la criminología es la única opción fuera de la policía, sin embargo, resulta complicado por el volumen de profesionales que optan a convertirse en profesores universitarios en este campo.

La criminología es un negocio

A ver, voy a intentar explicar una verdad incómoda, pero es lo que es. Por el auge de programas de televisión relacionados con la criminología y criminalística, varias mentes pensantes del ambito universitario lo vieron como un negocio perfecto para todos aquellos que vienen emocionados de ver dichas series de televisión.

Por otro lado, en las universidades tienen profesores que necesitan rentabilizar, por lo que es una oportunidad perfecta, al ser una carrera multidisciplinar, profesores de derecho, psicología y ciencias pueden dar clases fuera de sus carreras específicas.

Resulta un negocio redondo para las universidades, y no nace de una pretensión de arreglar el mundo, de hecho, en ocasiones la formación que se imparte es innecesaria, insuficiente o insertada con calza botas con tal de llenar el programa.

Por otro lado, cabe destacar los siguientes conceptos:

La criminología no tiene una salida laboral específica, no se trata de una carrera que te prepare para un puesto concreto. Es una de las pocas carreras creadas sin un empleo real. No existe el empleo de criminólogo, solo hay que ir a la tesorería de seguridad social para descubrir que es una falacia.
El gobierno nunca creó un puesto específico para el criminólogo, pese a ser una figura casi esencial en el sistema judicial, ya que debería ser el criminólogo quien aconsejara las penas, participara en juntas de tratamiento o asesorara a los jueces de vigilancia, sin embargo, no existe esta figura. No hay tampoco pretensiones de que el gobierno cree puestos al respecto, por lo que no solo es una falacia, sino que encima el gobierno mira para otro lado.

Se vende como algo nuevo y dinámico en las universidades, como la respuesta a los problemas sociales y como el que será pináculo de la sociedad moderna, pero solo hace falta salir de la universidad para ver que solo es una ilusión.

Se dice que se necesitan miles de plazas, cuando es totalmente falso, ya que no hay función propia de criminólogo. Crean falsas expectativas sobre el futuro, cuando no existe ningún plan al respecto, ni tampoco se contempla a largo plazo.

CONCLUSIÓN

Para finalizar haré una pequeña reflexión. Es cierto que disponer de una carrera universitaria no conlleva directamente un buen empleo. Quizás en el pasado funcionaba, ahora solo es un sueño. El hacer una carrera te permite tener unos conocimientos básicos para desarrollar un empleo. Por ejemplo, si estudias derecho, con ello no te sirve para ser abogado, ya que tendrás que hacer un master complementario y superar el examen para ejercer. Pero una vez superado podrás optar por ser abogado, opositar para ser juez, fiscal, procurador o notario o simplemente podrás optar a ser órgano en cualquier empresa.

Sin embargo, si estudias criminología, tus opciones son más que escasas. Criminología es, junto con historia o filosofía, carreras para satisfacción personal, ya que no te proporciona un futuro claro a nivel de ejercicio libre.

El grado en criminología es la carrera que recomendaría a alguien que quiere opositar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, aunque con derecho puedes opositar también y tiene muchas más salidas, sin embargo y por gusto quizás criminología sea menos pesado.
Pero plantéate una cosa, vas a estudiar criminología por 4 años para opositar, sin saber si algún día te admitirán, y si no te admiten nunca no tienes un empleo concreto, ni una salida clara, más que a la oposición a cualquier tipo de funcionariado.

Por lo que, si no es la motivación de tu vida, ni te resulta interesante, y solo te lo has planteado por el hype, te recomiendo que te lo pienses mas de 2 veces, ya que esto puede determinar tu próxima década en este mundo, y que termines con 30 años o más rascándote la cabeza y preguntándote ¿Qué ha pasado?.

Si tienes las cosas claras, y sabes que te gusta, ya que quieres meterte en la policía y confías que lo harás, o simplemente no tienes nada que hacer ni tienes pretensiones a futuro de algo concreto, y lo quieres hacer porque te gusta, y porque has nacido para ello, y te planteas que quizás puedas ser profesor de criminología, pues adelante.

Si tu motivación es simplemente económica, huye ahora mismo de este artículo, pulsa la X de esta ventana y aléjate de cualquier cosa que tenga el nombre de criminología en la portada. Estás a tiempo.

 

Autor: José R. Giner.Licenciado en Criminología, Graduado en Derecho, Diplomado en Investigación Privada.Consultor Compliance.

Fuente: Detectives Online

Imágenes: Todos los derechos reservados a sus respectivos autores.


¿Te ha gustado el artículo del blog?


registro

Síguenos y entérate de las novedades…

twitter facebook

5 marzo, 2018

No hay comentarios todavía, sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Entrar

Registro de usuario

Crear una cuenta
X